jueves, 2 de agosto de 2007

Escalera al Edén

Un ícono hitlerianos en Córdoba. Terminado en 1879, el Hotel Eden, fue un ejemplo de la organización autosuficiente. Poseía huertas, criadero de animales, fábrica de embutidos y hasta una planta generadora de electricidad. La época de mayor esplendor fue entre al segunda década del siglo XX y la Segunda Guerra Mundial.
Fue escenario de grandes acontecimientos y recibió la visita de personalidades como Albert Einstein, el duque de Saboya y los presidentes argentinos Julio Roca, Figueroa Alcorta, Agustín Justo y Ortiz.
Sus propietarios durante la guerra, Walter e Ida Eichhorn, habían sido amigos personales de Adolf Hitler y algunos de sus oficiales de estado mayor, y el 17 de setiembre de 1945 el FBI norteamericano llamaría la atención sobre la pareja y su hotel: "Si el Führer tuviera en algún momento dificultades, él podría encontrar un refugio en La Falda, donde ya se han hecho los preparativos necesarios".
En la década del 60 fue clausurado y desmantelado, y sufrió un largo período de abandono y saqueos.
Recientemente fue adquirido por la Municipalidad de La Falda.
Datos Técnicos:
Apertura: f/4,0 - Tiempo: 1/40 - ISO: 800 - Distancia Focal: 18mm - Flash: No – Color: Sepia – Compensación de la Exposición: +0,0

2 comentarios:

Dario dijo...

Visite el lugar y me quede con esa cosquillita interna. Una majestuosidad venida abajo, mal. Esos desprecios por nuestro pasado (sin discusiones eticas sobre el origen de los fondos) son las que me llevan a pensar que clase de sociedad somos, escupiendonos para arriba a lo largo de toda la historia.
Excelente foto.

Camilo dijo...

Gracias Darío por tu comentario.
Es una lástima que un lugar tan impresionante haya sido abandonado a su suerte. A merced de ladrones de medio pelo, que lo saquearon hasta los cimientos.
Me corió frio por la espalda cuando me contaron que entro otras cosas se robaron los pisos de entablonado y los los espejos gigantes.
Según comentó el guía, es posible encontrar miles de "recuerdos" en las casas de la zona.
Somos de medio pelo.
Un abrazo.