lunes, 17 de septiembre de 2007

Dulce Néctar

Ni bien el sol se asoma tras las montañas, las trabajadoras aladas inician su diario ritual de acopio. Noviembre es un buen mes para recoger polen, aún quedan flores suficientes como para asegurar la cosecha anual.
El amarillo se convierte en un atractivo ineludible.
Avanzar es la única alternativa.
Apertura: f/8,0 - Tiempo: 1/500 - ISO: 200 - Distancia Focal: 300mm - Flash: No – Color: Normal – Compensación de la Exposición: +0,0

9 comentarios:

E1000luz dijo...

Parecen frecias... me encnata esa flor.Hermosa imagen! BEsos.-

Guillermo Alonso dijo...

Hola, linda foto, en general son fotos con las que me identifico, me parece interesante el contenido de tu blog.

Saludos

Tapi dijo...

Viendo esta foto te puedo decir que las flores son de un jardín y no del campo, que se trata de una abeja silvestre y que hace poco que salió a trabajar porque las celdillas donde deposita el pólen (en sus patas traseras) están vacías. Muy linda la toma.
Se viene la Primavera¡¡¡¡¡¡

Camilo dijo...

Gracias Luz por tu visita. Debo serte sincero... no tengo idea de flores. Por eso sigo tu comentarios y estoy de acuerdo!
Saludos!

Camilo dijo...

Hola Guillermo, que bueno que mis fotos te gusten!
He visto las tuyas y son excelentes (sin contar con lo monumental de los escenarios.)
Gracias por tu visita!

Camilo dijo...

Hola Tapi, sos investigador o algo así??? Le pegaste a pleno!
Las flores fueron tomadas en un jardín en la Ciudad de Chilecito, La Rioja.
Era muy temprano por la mañana y SI, la abeja llevaba muy poco (o nada) de polen en las patas traseras.
Muy bien!
Un abrazo!

Tapi dijo...

Mas de veinte años de abejero me avalan

Camilo dijo...

Bieeeennnn...
Un doctorado en abejologìa!
A mi me dan un poco de cosita esos pobres bichitos... por las picaduras, vio? ;)

Carlos de la Rua dijo...

Brava, linda y capturando el momento. Hola Camilo soy Carlos. Mea legra que sigas haciendo buenas fotos. Salud, Paz y Amor. www.carlosdelarua.blogspot.com